Actualidad Blogs Extremadura Caza

Nueva Ley = Más Tuberculosis

La nueva ley contra la Tuberculosis en Extremadura puede traer que la enfermedad se propague cada vez más agravando el problema, por la elevación de los costes de batidas y monterías.

Este pasado lunes 19 de octubre de 2015 se publicaba en el DOE nº 201, la Resolución de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, que supondrá que todos los subproductos animales no destinados al consumo humano procedentes de piezas de caza mayor identificados como tales por el veterinario/a oficial tras el control sanitario establecido en el Decreto 230/2005, de 11 de octubre, de control sanitario de caza silvestre, en monterías, batidas y ganchos realizadas terrenos cinegéticos de Extremadura se eliminarán conforme al artículo 12 del Reglamento (CE) n.º 1069/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de octubre de 2009, a través de un establecimiento o planta autorizada con arreglo a lo establecido en su artículo 24.

¿Qué quiere decir esto? Que todo lo que no se lleven las cárnicas, es decir, tripas y despojos, tendrá que ser el organizador de la montería, batida o gancho el responsable de contratar a una empresa especializada que venga con un camión estanco profesional a recoger las tripas en un plazo de 48 horas tras la montería, para llevárselas a una planta de incineración que las elimine.

¿Cuál es el problema? El mayor problema a día de hoy es que no hay empresa en Extremadura que se dedique a esto, segundo que esto supondría un sobre coste

Uno por la recogida de las tripas que puede ir desde los 400€ a los 600€

Dos la incineración de las tripas y despojos supone un coste de 0,3 € por kilo eliminado, lo más barato.

Tres el contenedor donde estén las tripas hasta que llegue el camión una vez vaciado en el camión tendrá que ser llevado a un centro especializado en desinfección.

Ahora hagamos cuentas, recogida de tripas media 500€, 30 animales pongamos que 40 kilos en vísceras y despojos son 1.200 kilos = 360€, la desinfección del contenedor unos 25€.

Y esto hay que sumárselo a lo que cuesta la cacería pues pongámonos en lo más barato que es una batida o gancho, con unas 5 rehalas son unos 1000€, veterinario 196,95€, mulas 350€, tasa 10,22€, total para una batida de andar por casa unos 1.500€ si ahora le sumamos las nuevas medidas de esta ley nos vamos arrimando a los 2.500€.

Si fuera una montería habría que sumarle más costes pues una montería serían 10 rehalas unos 2.000€, veterinario 196,95€, mulas unos 350€, tasas 10,22€, Todoterrenos con Remolque para recogida con media de 4 vehículos unos 800€, catering unos 1,250€, postores media de 5 unos 250€, con un total que rondaría los 5.000€ más el coste del alquiler de la finca que pongamos otros 5.000€ como un ejemplo, serían sobre los 10.000€ a una media de 50 puestos a 200€ (si consigues venderlos) son 10.000€ lo que significa que de donde sacaría dinero el orgánico es de la venta de la carne, si además tenemos que añadirle 2.500€ en unos nuevos gastos, esto hace que muchas monterías se planteen suspenderlas.

¿Esto contribuye a erradicar la tuberculosis? Para nada, esta nueva ley solo va a suponer una cosa, que el coste sea tan elevado que en fincas sin tradición montera se cace menos y la enfermedad se propague aún más, estamos hablando de un sobre coste inasumible para la mayoría de cazadores en plena crisis.

¿Era necesario hacer esto? La verdad es que suena muy bien, pues mejor que esto no hay nada pues se incineran, pero es que hasta ahora lo que se venía haciendo es el enterramiento con cal de estos despojos, repetimos, con cal, lo que significa la eliminación de toda bacteria.

Y es que el problema no es si estas tripas, que vienen comiéndose toda la vida los buitres, que son para lo que valen y llevan haciéndolo milenios, se eliminan incinerándolas, pues una vaca puede coger la tuberculosis simplemente con que un ratoncillo coma del mismo comedero, el verdadero problema es que una finca de 100 hectáreas no puede haber 200 vacas, y luego echar la culpa a que hay 2 ciervas y 2 jabalíes en esas hectáreas, además recordar que la ganadería esta subvencionada, la caza no, la caza si es un recurso económico la ganadería es un gasto para Europa.

¿Y qué hacen en otras comunidades con la superpoblación? Con la superpoblación, si es verdad que la hay, porque es muy fácil ver un pelotón de 100 ciervas, pero estas viven de 4 o 5 fincas de más de 600 hectáreas, pues están en libertad y se mueven.

En otras comunidades como en Cataluña se incentiva a los cazadores a que salgan de caza a abatir jabalíes para bajar su número, y estas cuadrillas a veces salen más de 35 veces de batida, con el coste que para ellos le supone, ya sin tener sobrecostes de este tipo que nos quieren imponer.

¿Y los buitres? Los buitres tras esta nueva ley tendrán que ser alimentados del bolsillo de todo contribuyente en España, pues tienen que comer y cada vez hay más.

Conclusión, que lo realmente necesario es supervisar el número de ganado que hay por hectárea, que se tendrían que dar incentivos para que los ganaderos pudieran hacer más charcas para que no se masifiquen los animales en un solo punto, que tendrían que ponérselo más fácil a los cazadores para acudir a cazar y que en vez de gastarse dinero en arreglar cada año las plazas de los pueblos se dedique más dinero a investigación, que es la única manera de sacar una vacuna que ya de por si es muy difícil, ya que la tuberculosis es una bacteria y no un virus, lo que supone que muta y cada cabaña ganadera puede tener una cepa diferente y por lo tanto necesitar cada rebaño una vacuna diferente.

Pensemos un poco y no nos creamos que todo cazador tiene empresas en el Ibex 35, si cada vez elevemos más los costes solo puede suponer que los cazadores cuelguen en su mayoría la escopeta y el problema de la tuberculosis llegue a la ciudad con estos jabalíes que deambulan por nuestras calles.

Comentarios

Comentarios

Etiquetas