Actualidad

NUEVAS Y ERRÓNEAS MEDIDAS CONTRA LA TUBERCULOSIS BOVINA

La Junta de Extremadura sigue sin aplicar las medidas adecuadas contra la tuberculosis bovina.

Las nuevas medidas de la Junta de Extremadura contra la tuberculosis siguen siendo ineficaces. Tras las presiones de los ganaderos, la solución que han adoptado  es matar todas las ciervas en las zonas donde menos ciervas hay.

La Junta de Extremadura Acaba de publicar la nueva orden de veda y la nueva emergencia sanitaria con motivo de la tuberculosis y, como cabía esperar, es un texto elaborado por gente que nunca ha pisado el campo y no tiene idea de cuál es el problema de la tuberculosis y como solucionarlo.

La Junta sigue cometiendo de nuevo el mayor error, prohibir la caza en verano de ciervos/as y gamos/as, cuando precisamente es en verano cuando los cotos abiertos pueden hacer gestión de la tuberculosis, sencillamente porque durante el verano se aglomeran en bebederos y comederos, y son más fácil de acercarse comprobando si hay algún animal que muestre síntomas y pueda ser abatido para retirarlo.

Por el contrario la medida estrella de la Junta de Extremadura es matar todas las ciervas y gamas que pueda haber en las zonas donde menos caza hay. Cuando precisamente donde más ganado hay es en las zonas donde más caza hay, que son la zonas tradicionales de caza donde tan solo se ha incrementado los permisos para abatir hembras en una media del 20%.

¿Pero realmente esta medida sirve para algo contra la tuberculosis? Sencillamente para disminuir el número de animales en Extremadura no para otra cosa, es como combatir un virus matando al 70% de la población mundial, así cuanta menos gente menos probable es contraer la enfermedad.

Es un grave error pensar que matando más ciervas y jabalíes se acaba con la tuberculosis, primero porque normalmente las ciervas que se matan en las monterías y batidas son normalmente gabatas o ciervas jóvenes y porque alguien que paga por matar un jabalí elije siempre  el grande, no al enfermo, nadie paga para matar jabalíes enfermos.

¿Qué podría haber hecho la Junta de Extremadura? Primero, lo que ya hemos comentando, permitir la caza de gestión de ciervos/as y gamos/as durante el verano, que es cuando se puede hacer gestión, una vez empiezan las monterías a ver quién consigue acercarse a un animal asustado.

Después, lo más importante, lo que se tenía que estar haciendo desde que entramos en la Unión Europea con el dinero de las subvenciones, obligar a los ganaderos a mejorar las fincas haciendo más puntos de agua y comederos especializados.

Y la tercera y menos popular para la Junta de Extremadura, bajar los impuestos a los cotos de caza en zonas donde la caza no es tan masiva y no puede competir con grandes fincas donde es rentable pagar unos impuestos tan desmesurados comparados con el resto de España.

Repito, nadie paga para matar jabalíes enfermos, o se les da alguna ventaja a estos cotos o es inviable hacer frente a todos los gastos que lleva hoy en día una montería o batida en una finca no profesional.

Esperemos que algún día la Junta de Extremadura en materia de Medio Ambiente deje de ceder a las presiones de Ecologistas Radicales y Ganaderos, para escuchar a los únicos que sabemos de caza, los cazadores.

Comentarios

Comentarios

Etiquetas